VIDA AMIGA, MUERTE AMIGA, Mis memorias literarias…El día que… una oda a la muerte fue mi inspiración

VIDA AMIGA, MUERTE AMIGA

Elkin Páez Chingal

1993

Vida, palabra incierta,

Canción de un poeta,

¿Por qué lloras?.

Lo comprendo,

sientes pena y tristeza

al ver como la muerte me asecha.

Llega impetuosa,

la siento muy cerca,

su aliento frio me quema,

su presencia atemoriza,

su suave murmullo me inquieta.

Pero a pesar de esto ¿sabes?

¡Eres tú, muerte!, nueva vida a mi alma,

semilla de paz, fin de comienzo,

fin de tristeza, comienzo de alegría.

Vida amiga, ¿dónde estás?

Lo sé, eres tú

la que estás con mi amado Dios.

UN SECTOR MUY EXCLUSIVO, Mis memorias literarias…El día que…simplemente escribí

UN SECTOR MUY EXCLUSIVO

Elkin Páez Chingal

1994

Cuento para los conocedores de los sectores exclusivos de Bogotá – Colombia.

Todo ocurrió en la más popular y conocida zona Amapola del Cartucho y del Bronx. Ubicado en las calles… bueno la verdad no me acuerdo exactamente, pero eso si en el centro de Bogotá. Todos los días se encontraban los más altos personajes de esta sociedad tan privilegiada.

Eso sí, este sector tan exclusivo era envidiado por todo el mundo, sobre todo por su fabuloso Centro Comercial San Victorino, que lo atiende a sumerce y a toda su familia, en este lugar podía encontrar los mejores ladridos de la moda, donde podía colocarse un hermoso vestido en licra fina o fique costal, la cual tenía el sello de garantía de muy pocos días de uso, en definitiva, alta alcurnia. Además había una tienda de perfumes donde podía comprar y conseguir la marca favorita, osea el Pachulin  Picasso, con los más exquisitos aromas de recién levantado, chucha y varios días sin baño. En fin, podía encontrar las más increíbles cosas.

Además algo muy importante, las tiendas del centro comercial contaban con personal altamente calificado que les hacían el favor de quitarles y guardarles permanentemente cosas muy incomodas y viejas para comprar así otras nuevas. Estas personas se encargaban de cuidar sus billeteras, carteras, joyas, relojes y cualquier tipo de paquetes, inclusive los recién adquiridos.

En nuestra famosa zona Amapola del Cartucho se puso de moda la sobredosis personal, así que para satisfacer a tan respetables clientes, había un expendio de bóxer para disfrutar de las mejores trabadas de su vida.

Bueno, me despido de ustedes porque acabo de despertarme y ya no puedo soñar con este mundo que no está al revés , porque yo lamentablemente no pertenezco a tan exclusivo sector y me toca conformarme con el Centro Andino en la zona Rosa de Bogotá.

HACIENDO SU PROPIO DESTINO, Mis memorias literarias…El día que…simplemente escribí

HACIENDO SU PROPIO DESTINO

(BASADO EN EL CUENTO DE JUAN  RULFO “ES QUE SOMOS MUY POBRES”)

Elkin Páez Chingal

1994

Tacha por fin después de un buen rato se calmó y bajó de la casa a lo que quedaba de las orillas del rio, buscando angustiada a la única esperanza que le quedaba, que en este caso era el ternerito que había tenido semanas atrás la vaca Serpentina. Buscó y buscó, preguntó al que se atravesaba si de casualidad habían visto al ternerito, pero nada; poco a poco perdió las esperanzas y decidió entonces dirigirse a la casa y darles la mala noticia a sus padres, la única herencia que habían  podido dejarles en medio de su pobreza había sido llevada por el río.

Inmediatamente ellos empezaron a echarse pestes y maldiciones contra ellos mismos por su mala suerte, anunciando así que la tragedia no pararía únicamente ahí y que Tacha seguiría el mismo camino de sus hermanas. Los padres decidieron echarla de la casa a sabiendas que su destino como piruja ya estaba marcado.

Tacha lloraba y les suplicaba que no la echaran, ella iba a sacar la cara por la familia sin necesidad de ser piruja, pero no valió para nada sus súplicas y decidieron no dejarla quedar en la casa y evitar que la maldición continuara cayendo sobre ellos.

Tacha salió para la capital y trabajó como empleada del servicio y pese a que no fue rica, burló su destino siendo una gran mujer, madre, hija y esposa.

IMÁGENES DESGARRADORAS, Mis memorias literarias…El día que…simplemente escribí

IMÁGENES DESGARRADORAS

Elkin Páez Chingal

1992

Me encontraba enfrascado en un río de dolor y de angustia, de odio hacia la vida, sin encontrar un sentido claro del vivir. Todo porque en mis ojos se veía únicamente aquella imagen desgarradora de varios niños y mujeres que perdieron todo lo que tenían, por las guerras, el desplazamiento, las divisiones entre derechistas e izquierdistas, por la maldad de la humanidad contra la misma humanidad. Observaba como a su vez las selvas, los animales, las flores y toda la naturaleza bella creada por Dios, se convertían e grandes lagos de sangre, manchada con suaves tintes de verde esperanza que sentían algunos hombres de que todo iba a cambiar.

Después de un breve momento cambió mi pensamiento, trasportándome al presente y comprendí que todavía se podía hacer algo para evitar lo anteriormente visto y no volver a sentir aquellas imágenes desgarradoras.

Mis memorias literarias…El día que…simplemente escribí

VERSOS LIBRES I

Elkin Páez Chingal

2001

El sueño invade mis ojos

y esta noche me propongo a escribir,

los delicados pétalos de flor enmohecida

han tornado su figura

en delicado papel que sostienen mis manos.

Y a punto comencé a escribir

los delicados versos de un poeta

trasnochado por el recuerdo vago

de un pasado al que jamás quisiera volver.

A la alegría perdida de un niño

que transita por las calles

cuyas ansias y desbordes se desbordan

en el sueño fantástico de su mundo imaginario

de pelotas de goma y con héroes de siempre.

Un poeta?

Una imagen,

Un recuerdo,

Una frase,

Un destino.

La palabra que lo envuelve todo

Y el sueño que se hace realidad en su verso

Y que solo espera ser leído por su amor anhelado.

 

VERSOS LIBRES II

Yo tenía un sueño, al igual que el tuyo,

mi propio tesoro, como tu tesoro,

un tesoro alcanzado y otro por alcanzar.

Dejé mi tesoro y me puse a soñar,

en el nuevo reino que se haría realidad.

EL ABSURDO… Mis memorias literarias…El día que…simplemente escribí… y temas surgieron

 

EL ABSURDO

Elkin Páez Chingal

Mis memorias literarias 1994

Era tanta la ansiedad de un hombre por querer ser el dueño del mundo, que inventó una máquina cumplidora de deseos. Después de mucho tiempo logró perfeccionarla y por fin pudo realizar todos sus deseos, hasta aquellos mas descabellados como juntar el sol y la luna, reconciliando todo su amor. Llevar las estrellas a su amada, juntar todos los tesoros del mundo, y conseguir que todos los reinos y poderes del mundo le obedecieran. Pero lamentablemente era tal absurdo de querer todo para sí mismo que terminaba por olvidarse de los demás, hasta el día que le ocurrió una gran desgracia, por enamorarse del mar adriático, decidió que se vería más hermoso en su mansión, pero no midió tal deseo al ordenarle al mar que llegara volando al terreno dispuesto para ello. Y el mar, obediente y desconocedor de su grandeza entró con toda su fuerza inundándolo todo y ahogando en el absurdo a aquel hombre con las olas de la soledad, porque al querer ser el dueño del mundo eliminó a toda la humanidad y seres vivos que habían sido los verdaderos dueños del mundo porque simplemente sabían que no hay mundo si no hay libertad, la libertad del mundo de estar en su perfecto lugar.