Círculos del Aprendizaje en el Departamento del Cauca

Los frutos del trabajo son la recompensa del esfuerzo y la paciente espera de ver como la semilla crece. Han sido 5 meses en el Departamento del Cauca, en los que me he me permitido, no solo conocer la realidad de su gente, vivir el día a día, la cotidianidad del entorno y del paisaje, sino, además, contribuir en la implementación de un Proyecto del Ministerio de Educación y el sueño y política de la Secretaría de Educación Municipal y Departamental por reducir los niveles de analfabetismo. Con una propuesta clara y decidida de las Secretarías de Educación quienes solicitan al Ministerio de Educación Nacional la implementación del modelo Círculos de Aprendizaje, los cuales, fundamentados en los principios de Escuela Nueva, quieren convertirse en el referente de formación de la población vulnerable, desplazada y de condiciones que no les ha permitido alcanzar los niveles básicos de escolaridad como lo es la básica primaria.

El Ministerio de Educación con sus diferentes operadores desarrolla e implementa el Modelo en las diferentes Instituciones Educativas quienes las adoptan en sus Proyectos Educativos Institucionales – PEI -. Y es aqui donde tuve la oportunidad de implementar el modelo en el Cauca, su capital y algunos municipios, desde la coordinación y acompañado de un excelente equipo humano desde la dirección nacional de la Corporación Infancia y Desarrollo y el equipo de trabajo a quien bien tuve la fortuna de formar y enriquecerme con su formación y experiencia de trabajo. Son muchos los nombres a los que debo dar su merecido reconocimiento, pero la fortuna es mayor con la publicación del día domingo 13 de diciembre del periódico el Liberal del trabajo realizado hasta el momento y el cual adjunto realizado por un estudiante de Comunicación Social de la Universidad del Cauca.

http://www.elliberal.com.co/index.php?option=com_content&task=view&id=14324&Itemid=87

Círculos de Aprendizaje, tras nueva oportunidad para niños y jóvenes
Escrito por Andrés Alejandro Córdoba Calvo   
domingo, 13 de diciembre de 2009
En la Escuela Jorge Eliécer Gaitán y otras de Popayán se gesta un proyecto educativo que busca abrir una ventana al aprendizaje de niños y jóvenes a quienes la violencia y la pobreza les negaron el ingreso a la educación básica.Después de unos cuantos pasos por el concreto, las piedras bajo los pies se comienzan a sentir, la carretera se destapa. Las casas que en el inicio del ascenso eran de cemento, ahora pasan a ser de tabla o bahareque. El sonido de los carros desaparece, ahora se escucha el cantar de los gallos, el silbar de los pájaros y el viento que se mece entre las hojas de plátano que comienzan a adornar el paisaje.A la izquierda de mi camino, en el fondo, me topo con el barrio Recuerdo Sur; algunas de sus casas están hechas en esterilla, en guadua o en tabla, una que otra es de ladrillo; desde abajo sale humo de las hornillas negras, llenas de leña y con un tímido fuego que busca encender el nuevo día con el desayuno o el café que pronto será preparado por las mujeres.El camino pedregoso cambia, vuelvo al cemento; me desvío del ambiente campesino de la zona, y comienzo a caminar sobre la empinada cima. Las casas vuelven a ser de cemento. La tranquilidad del campo aún se mantiene. Pronto me encuentro con la cola de la escuela  donde el tiempo ya se ha encargado de tumbar las capas de concreto,  dejando los ladrillos anaranjados y roñosos a la vista. Después de 10 minutos de ascenso llego a la escuela Jorge Eliécer Gaitán. Allí, Maritza Córdoba y Johanna Castrillón, dos profesoras que hacen parte de los Círculos del Aprendizaje, un nuevo programa educativo implementado en Popayán, esperan que los niños leguen pronto para empezar las actividades.

Andrés Alejandro Córdoba/EL LIBERAL
Él es Santiago, de 7 años de edad. Trabaja en un circo y asiste todos los días a la escuela, espera terminar el primer grado. Antes él, sus dos hermanos y un primo viajaban desde Rosas Cauca para asistir a clases.

Para vincular a los niños, niñas y adolescentes al programa, se realizó una focalización de los barrios más vulnerables del norte, sur y occidente de la capital del departamento del Cauca. Con varios profesores se hizo  un recorrido puerta a puerta en las comunas 2, 5, 6 y 7 de la ciudad e Popayán. En la comuna 2 se visitaron los barrios Santiago de Cali, Bello Horizonte y El Uvo; en la 5 y 6 fueron Los Faroles, Loma de la Virgen, Recuerdo Sur, Los Dos Brazos, Madres Solteras, Balcones del Sur entre otros y en la comuna 7 se visitaron los barrios quebrada de Pubús, Munich, La María Occidente, Los Campos y Las Palmas.

“Los padres de familia no estaban interesados en que sus hijos fueran a la escuela, no piensan que a través del estudio sus niños y jóvenes puedan salir adelante. Algunos papás respondían: “Como el niño no quiere estudiar, pues déjenlo que él decida”, comenta Maritza, docente perteneciente al programa educativo. En medio de los bostezos del frío paralizador que persiste a las 8 de la mañana, llegan algunos niños; sus ropas desgastadas, algunas caras sucias y zapatos opacos y marchitos que evidencian la pobreza por la que atraviesan sus familias.

Muchas de ellas viven en condiciones degradantes, pertenecen al 10,6% de la población colombiana con necesidades básicas insatisfechas; una habitación tiene que ser compartida entre cinco o diez personas. Algunas viven del reciclaje, otras del sueldo de las mujeres que laboran en casas de familia y otras de los niños que trabajan para poder mantener a sus familias.

Este es el caso de Richard, de 14 años de edad, oriundo de La Sierra, víctima del conflicto armado. Su familia abandonó sus tierras para poder salvar su vida. Arribaron a Popayán y como otras tantas, visitaron la sede de Acción Social en busca de ayuda, pero esta nunca llegó. Richard a su corta edad tiene que cargar con el peso de apoyar económicamente a los suyos.

Todas las tardes después de ir a la escuela, deambula entre las plazas de mercado La Esmeralda y del barrio Bolívar, ‘rebuscándose’ la vida, vendiendo gomas de mascar a 200 pesos. Dice que cada mes recoge alrededor 80 mil pesos, es decir, 2650 diarios para contribuir al sostenimiento de su hermano mayor, una cuñada, un sobrino y su mamá.

“Es un niño muy colaborador. Los profesores que trabajan  en la escuela le tienen mucha confianza, se le permite el acceso en donde solo los docentes pueden ingresar, Richard es un  niño que busca salir adelante por medio del estudio. Asiste a la escuela puntualmente, a las 8 de la mañana. Es uno de los más inteligentes, muy bueno para las matemáticas. Últimamente estaba entusiasmado porque estaba aprendiendo a leer y a escribir, afirma Maritza.

Otro es el caso de Santiago, de 7 años, quien  trabaja en un circo como payaso junto a sus dos hermanos, Mateo  de 6, Valentina y su primo Santiago de once años. Los cuatro dejan por un momento la magia, los malabares y las contorsiones para ir todos los días a la escuela. Antes ellos viajaban desde el vecino municipio de Rosas  hasta Popayán para asistir a las clases. “Debido a que trabajan en un circo no pueden estar en una escuela fija y este nuevo programa, les brinda la oportunidad de nivelarse académicamente. Hubo una época en que no volvieron porque no tenían plata, pero llegaron a Popayán y ahora están con nosotros” explica Maritza.

Como cirqueros han estado en Medellín, Armenia, Cali; en el Cauca han visitados el municipio de Caloto, Rosas Villa Rica y en Popayán han estado en los barrios: los Andes, el Mirador, Pueblillo entre otros. Estarán hasta diciembre en Popayán para que cada uno de los niños pueda terminar su grado, después todos seguirán con su función por Colombia. Como lo decía Mateo “haciendo reír a mucha gente y a muchos niños”.

Andrés Alejandro Córdoba/EL LIBERAL
El programa focalizó en las comunas 2, 5, 6 y 7, con 587 desescolarizados y de escasos recursos. De ellos, hay aproximadamente 357 que se benefician del programa Círculos del Aprendizaje.

Círculos de Aprendizaje

Con el propósito de garantizar el derecho a la educación gratuita de niños y jóvenes entre los 6 y 17 años de edad en situación de desplazamiento, de vulnerabilidad y desescolarizados, el Ministerio de Educación Nacional creó los llamados “Círculos de aprendizaje”.

El programa comenzó a funcionar desde el año 2003 en el municipio de Soacha, Cundinamarca. En el departamento del Cauca y la ciudad de Popayán se comenzó a implementar durante el mes agosto de este año, para atender inicialmente una población de 480 niños y jóvenes, de los cuales corresponden 320 a la ciudad y 160 al departamento. “Nuestro compromiso es brindarle afecto a los niños y jóvenes, porque ellos los necesitan mucho. Convertirse en alguien de confianza para que te comenten sus problemas y de esa manera poderlos ayudar”, explica Teresa, una docente que trabaja al norte de la ciudad –en una casa arrendada- con los “Círculos de Aprendizaje” en Bello horizonte.

“La mayoría de los muchachos y niños son del barrio Santiago de Cali y de El Uvo”. “Por acá se encuentran casos especiales. El comportamiento de los niños es complicado, hay unos que son muy conflictivos. En un principio se peleaban delante de uno, pero con la ayuda que les ofrecemos ha disminuido la violencia”, afirma la docente.

Y es que no es para menos. El contexto en el que se desarrollan los niños es complicado. Algunos jóvenes de la comuna 2 que aún no pertenecen a programa, a las diez de la mañana salen a la calle a fumar marihuana. Los profesores afirman que los niños reconocen a los que ‘meten vicio’, saben quiénes son los que andan en malos pasos.

Los docentes, por su parte, tratan de inculcarles valores y así formarlos como personas y evitar que no caigan en manos de la droga.

“A mis papás no les interesa lo que yo haga, no me dicen nada. No seguí estudiando porque la ‘cucha’ estaba enferma. La vida en el barrio es relajada, aunque a veces uno es todo loco, a veces hay ‘aleteo’, porque con eso se gana más respeto. Yo soy parte de un grupo de por acá, de ‘Los Mocheros’, ellos siempre se la pasan fumando ‘vareta’ o cualquier cosa que se les atraviese, yo no lo hago pero la gente lo culpa a uno solo por andar con ellos…Mis amigos del ‘parche’ son los que me apoyan, los que  me dicen que estudie… Vengo a la escuela a ver si mejora mi situación… Ya estoy cambiando”, dice Alfredo un joven de 15 años, que deja ver en su rostro un par de sonrisas tímidas mientras recuerda los pasajes de su corta vida.

“Alfredo a veces llega con pereza, o no va a clases, entonces nosotros vamos hasta su casa, para convencerlo para que vuelva a la escuela, tratamos de rescatar a los niños y jóvenes que desertan por diferentes motivos”, comenta la profesora Teresa, preocupada por la situación que presentan los muchachos en ese sector de la ciudad.

El coordinador de Círculos del Aprendizaje, Elkin Páez, enfatiza que el programa busca formar niños en los que se cultive la autonomía, la responsabilidad, que sean de un carácter crítico, cuestionador, pero también motivados a la participación ciudadana.

Con la ayuda de profesores y sicólogos, se pretende que niños y jóvenes como Richard y Alfredo, se reconcilien con su historia de vida, que traten de salir adelante,  inculcándoles valores y creando una conciencia sobre lo que deben hacer, son personas que cuando entran al sistema escolar se dan cuenta que tienen valores y cualidades increíbles.

Inicialmente se pretende que el programa con los niños y jóvenes dure un año, para darle la oportunidad a otros; a ese 14, 3 % de niños que trabajan, o que se encuentran en las esquinas o en los semáforos esperando que alguien se apiade de ellos entregándoles una moneda para llevar a su casa comida o para tratar de mitigar el hambre que los consume.

Círculos del aprendizaje es tan solo un paso para mejorar la situación de estos pequeños, cuya alegría parece desvanecerse entre la miseria y la indiferencia de la sociedad.

Recuerde…
Círculos del Aprendizaje es un proyecto que pertenece a todos los programas del ministerio de educación en el marco de la Revolución Educativa. Busca garantizar el derecho a la educación de niños y jóvenes entre los 6 y 17 años de edad. La educación que se brinda es gratuita.

Círculos del aprendizaje en Popayán

>> Coordinador del programa
Elkin Páez Chingal

>> Profesores

Eneyda Maritza Córdoba Calvo
José Fernando Pedraza
Teresa Casas
Iván Darío Urbano
Fabio David Valderrama
Yandri Beatriz Medina
Johana Alejandra Castrillon Paz
Nancy Joaquí Vizcaya
Deyanira Erazo Muñoz
Juan Carlos Mauna

>> Asesorías sicosociales

Paula Caicedo
Sandra Lorena Peña

>> Asesor pedagógico
Jairo Rodrigo Muñoz

¿Sabía usted que…
el programa Círculos del aprendizaje también Funciona en Fundaser ubicada al norte de Popayán y en Santander de Quilichao?

andres070051988@hotmail.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

6 comentarios

  1. Excelente proyecto hermano, Dios lo bendiga de rescatar las semillas de las generaciones del futuro del fango de la indiferencia y de la desigualdad….Gracias por evitar que tener que castigar las generaciones futuras…Dios lo bendiga hermano y a todo el equipo de trabajo de los Círculos de Aprendizaje

  2. un abrazó para el amigó y que siga adelante…..

  3. El Señor nos utiliza como instrumentos para llegar a otros; tú has sido pieza clave para la realización del Proyecto. Bendiciones especiales!!!

  4. la verdad me parece moee interesante que este progama sea de gran ayuda para personas que verdaderamente lo necesitan pzz gracias a Dios existen personas como elkin que ayuda gente sin esperar nada a cambio y es un buen ejemplo de vida…😉

  5. Compañero, me alegra saber que en la distancia continua con la mision de transformar la realidad de aquellos a quienes la vida les ha arrebatado de sus rostros la posibilidad de sonreir permanenetemente y que en ocasiones no encontraran la respuesta o la pregunta de cuando desaperecio de su faz, porque son otros sus motivos o vinculos con la vida.

    Reciba un caluroso Saludo en la Navidad que llega y los mas sinceros votos y deseos por que el año venidero sea pletorico de exitos en la empresa que ha emprendido.

    Cordialmente,

    Ernesto Torres Cuervo.

  6. me parece que el trabajo realizado por ustedes es muy valioso ya que se tiene en cuenta a la poblacion mas vulnerable qye son los niños, ellos son los pilares de nuestro pais y es deber del estado contribuir a su formacion integral.
    soy estudiante de decimo semestre de psicologia y me gustaria participar y colaborar en los circulos de aprendizaje en la ciudad de popayan.

    gran labor humana la que se esta realizando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: