EL DÍA QUE….TU… MADRE NATURALEZA ME ENSEÑASTE A DESCUBRIR MI PROPIA NATURALEZA

EL DÍA QUE….

TU  MADRE NATURALEZA ME ENSEÑASTE A DESCUBRIR MI PROPIA NATURALEZA

La madre Tierra se extiende vaga y solitaria en la quietud y tranquilidad de sus designios ya establecidos. Sus especies internas confluyen en un mundo  mágico  de paisajes de ensueño, de intercambios, simbiosis y cadenas alimentarlas, reguladas únicamente por las leyes de la naturaleza.

Una a otra especie se son útiles entre sí y no necesitan más que dejarse atrapar por la gracia de una Creación que les dio la posibilidad de existencia e interacción, sin la mínima necesidad de pensar en el futuro, ni la preocupación de dictaminarse a sí misma normas para convivir o para alcanzar o construir sus proyectos de vida.

No existe entre la naturaleza parámetros, ni juicios de valor de bueno o malo; tan solo la vida misma regula y establece sus normas de supervivencia; y cualquier cambio que se arranque de tanta quietud y plenitud natural, se debe a las palpitaciones de la Madre Tierra, que origina montañas, mares, los surcos de los ríos con sus valles, dando una nueva ubicación a cada especie según su condición física ya establecida.

Por consiguiente, la naturaleza, en medio de su pluridiversidad de formas y manifestaciones, se encuentra ya determinada a un mundo que no puede escoger y que no hace consciente, sino que se asienta en un orden preestablecido desde la creación que lo regula todo y que no le deja más avance y transformación que la evolución de sus especies; a partir de cambios drásticos del mundo en que habita

 ¿Qsucede entonces con el hombre que igualmente hace parte de esta naturaleza?.

Surge de entre ella como un animal cualquiera, una especie como otra, que cohabita con las demás y que se rige por su instinto natural. Nace indefenso y desproporcionado en cualidades físicas para sobrevivir en este mundo indómito, pero con la gran diferencia que, su instinto natural, ha sido dotado de la racionalidad que lo lleva a optar por la posibilidad de no conformarse con solo estar en el mundo, como lo hacen las demás especies que se ven supeditadas a un orden establecido y acabado, sino que hace de su vida, la comprensión y reflexión de la manera de ser y estar en el mundo; crea su hábitat, su entorno, su Ethos; y pasa del instinto a la determinación del carácter y comportamiento propio de su actuar .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: